La dermatología es la especialidad médica que se ocupa del estudio y conocimiento de la piel humana, el órgano más grande del cuerpo, y de las enfermedades que la pueden afectar. Esta especialidad también se interesa en la prevención de los padecimientos, y en la conservación o restauración de la normalidad cutánea. También se ocupa de la dermocosmética, que se dedica a la apariencia, higiene y protección de la piel.

¿Qué condiciones tratan los dermatólogos?

Seis de las condiciones más comunes que trata la dermatología en Guatemala son:

  • Acné vulgaris
  • Mezquinos
  • Dermatitis atópica
  • Alopecia areata
  • Hiperhidrosis focal
  • Queloides

El acné es un trastorno de la piel que ocurre cuando los folículos pilosos se tapan con grasa y células cutáneas muertas. A menudo, ocasiona la aparición de comedones, puntos negros o granos, y suele aparecer en la cara, la frente, el pecho, la parte superior de la espalda y los hombros. El acné es más frecuente en los adolescentes, aunque afecta a personas de todas las edades.

Los mezquinos son pequeños bultos granulares en la dermis, que aparecen más comúnmente en las manos o los dedos. Al tacto son ásperas y pueden tener pequeños puntos negros de sangre coagulada. Los mezquinos son causadas por el virus del papiloma humano y se transmiten con el tacto. Los mezquinos suelen ser inofensivos y desaparecen solos con el tiempo. A pesar de ello, muchos pacientes deciden quitarselas, dado que les resultan vergonzosas y molestas.

La dermatitis atópica se refiere generalmente a algún tipo de irritación de la piel. La dermatitis es un padecimiento habitual, que puede presentarse en muchas formas y tener diferentes causas. Normalmente implica piel descamada, con comezón o una erupción en la piel que se torna de color rojizo y se hincha. También puede provocar que la dermis supure, forme costras, o ampollas, o se reseque. Afortunadamente, la dermatitis no contagia, pero puede volverse bastante molesta y provocar vergüenza.

La alopecia areata, o calvicie es un padecimiento que ocasiona zonas redondas de pérdida del cabello y puede llevar a la calvicie total. Se piensa que la alopecia areata es una enfermedad autoinmunitaria. Esto quiere decir, que el sistema inmunitario destruye y ataca por error los folículos pilosos sanos. Es común encontrar antecedentes familiares en las personas afectadas por este problema. La alopecia areata puede darse tanto en hombres, como mujeres y niños. Existe la posibilidad de que algunas personas pierdan cantidades importantes de cabello, debido a un suceso importante en su vida, como una enfermedad, un traumatismo o un embarazo.

La hiperhidrosis focal, o sudoración excesiva no está relacionada necesariamente al calor o al ejercicio, donde sudar está bien para bajar la temperatura de tu cuerpo. En la hiperhidrosis focal una persona puede sudar hasta empapar su ropa, sin haber realizado ningún esfuerzo o aún en climas fríos. Ésta condición puede incluso interrumpir la rutina diaria, ocasionando ansiedad e inhibición social. En casos graves, el médico puede recomendar cirugía para extraer las glándulas sudoríparas o desconectar los nervios responsables de la sobreproducción de sudor.

Los queloides se forman debido a un crecimiento exacerbado de tejido cicatricial. Luego de una lesión, este se presenta en donde la piel ha sanado. Los queloides pueden surgir a raíz de heridas que se forman por el acné, quemaduras, cortes por cirugía, varicela, perforaciones en las orejas, laceraciones menores o traumatismo y sitios donde se aplicaron vacunas. Es más habitual que los queloides aparezcan en personas menores de 30 años.

 

¿Qué tratamientos y procedimientos existen en la dermatología?

Cinco de tratamientos y procedimientos más habituales de la dermatología en Guatemala son:

  • Peeling
  • Fototerapia
  • Escleroterapia
  • Tratamiento facial
  • Onicectomia

El peeling, también llamado dermoabrasión o exfoliación química, dependiendo del método que se utilice, radica en un tratamiento mediante procedimientos químicos o físicos con el fin de mejorar la apariencia y la textura de la piel. Esto se obtiene con la destrucción de tejidos, para lograr la creación de nuevas capas de la piel. La base de esta técnica reside en la remoción del tejido dañado para que la piel luego se regenere en base a las capas más profundas de la dermis y folículos pilosos no deteriorado. El peeling puede tratar diversas heridas dérmicas, como las cicatrices moderadas por acné, arrugas, manchas, etc.

La fototerapia, o terapia de luz es una forma de tratar un trastorno emocional que se da estacionalmente y otras enfermedades expuestas a la luz artificial. Esta afección es un tipo de depresión que se desarrolla en un momento determinado del año, generalmente en invierno u otoño. Para realizar la fototerapia, se debe utilizar una lámpara especialmente diseñada para imitar la luz natural exterior, mientras trabajas o te sientas cerca de ella. Se cree que la fototerapia afecta las sustancias químicas del cerebro relacionadas al estado de ánimo y al sueño.

La escleroterapia es una forma efectiva de tratar las arañitas y generalmente las venas varicosas pequeñas. En la escleroterapia se inyecta una solución directamente en la vena, que hace que ésta cicatrice, forzando la redirección de la sangre a través de venas más sanas. A su vez, el tejido local absorbe la vena colapsada y posteriormente las venas tratadas tienden a desaparecer en unas pocas semanas; aunque en ciertas ocasiones puede pasar más de un mes para ver el resultado final. En ciertos casos, se pueden necesitar varios tratamientos de escleroterapia.

El tratamiento facial consiste en aplicar diferentes procedimientos en el rostro para mejorar el cuidado de su piel. Entre ellos se encuentran la toxina botulínica, que consiste en la aplicación de pequeñas inyecciones en los músculos, haciendo que se relajen y alisen las líneas de expresión; la luz pulsada, que se utiliza para el tratamiento de rosácea, melasma y foto rejuvenecimiento; la radiofrecuencia, que produce un calentamiento gradual de la piel, logrando actuar sobre las fibras de colágeno existentes para fortalecerlas, entre otros.

La onicectomia es una práctica quirúrgica que consiste en el corte de la uña en forma total o parcial, según la lesión médica que se presente. Está indicada para uñas encarnadas u otro tipo de traumas en las mismas. Este procedimiento se realiza limpiando primero la zona en forma aséptica, luego aplicando anestesia local, para finalmente realizar el procedimiento.