La proctología es una subespecialidad de la medicina que se encarga del tratamiento y diagnóstico, quirúrgico o no, de todas las afecciones que se encuentran en el colon, el recto y el ano. De acuerdo a los siguientes síntomas es que debes consultar con un proctólogo: notar algún pequeño cambio o bulto en el ano, dolor o escozor, apreciar alguna lesión en el área anal, ver alguna modificación en las deposiciones, la frecuencia o apariencia de las defecaciones y si existe sangrado durante las deposiciones.

 

¿Qué condiciones trata la proctología?

5 de las condiciones más comunes que trata la proctología son:

  • Hemorroides
  • Obstrucción intestinal
  • Fisuras anales
  • Cáncer de colon
  • Divertículos de colon

Las hemorroides, o almorranas son venas hinchadas o inflamadas en el contorno del ano o la parte baja del recto. Existen dos tipos: las hemorroides externas, que se forman alrededor del ano y debajo de la piel; y las hemorroides internas, que se producen en el revestimiento del recto inferior y en el ano. Estas aparecen cuando hay mucha presión en las venas de la zona del ano. Las hemorroides pueden ser causadas por una dieta deficiente en fibra, esfuerzo en las deposiciones, diarrea o estreñimiento crónico, sentarse en el baño por mucho tiempo, levantar con frecuencia objetos de peso o debilitamiento de los tejidos de soporte en el recto y ano (envejecimiento o embarazo).

La obstrucción intestinal sucede cuando se bloquea el paso de líquido o comida a través del intestino grueso (colon) o intestino delgado. Las causas de la obstrucción intestinal pueden abarcar franjas fibrosas de tejido en el abdomen, que se producen luego de una cirugía; bolsitas infectadas en el intestino; intestino inflamado (enfermedad de Crohn), cáncer de colon y hernias. Si no se realiza tratamiento, las partes obstruidas del intestino pueden morir, lo que trae como consecuencia graves problemas. Con una atención médica inmediata, la obstrucción intestinal, en la mayoría de los casos, se puede tratar con éxito.

Las fisuras anales son un desgarro pequeño en el tejido húmedo y delgado que cubre el ano. Puede suceder cuando realizas deposiciones duras y grandes. Estas suelen provocar sangrado y dolores durante la evacuación intestinal. Las fisuras anales son usuales en los bebés pequeños, aunque también pueden afectar a pacientes de cualquier edad. Casi todas las fisuras anales se recuperan con tratamientos sencillos, como baños de asiento o un mayor consumo de fibra. Algunas personas podrían necesitar medicamentos o, en ocasiones, cirugía.

El cáncer de colon es una clase de cáncer que se origina en el intestino grueso (colon). El colon es la porción final del tubo digestivo. El cáncer de colon es más frecuente en adultos mayores, aunque puede suceder a cualquier edad. En general, empiezan como grupos no cancerosos y pequeños de células llamados pólipos, que se crean en el interior del colon. A medida que pasa el tiempo, algunos de estos pólipos pueden volverse cáncer de colon. Los pólipos pueden provocar pocos síntomas o ninguno. Es por esta razón, que los médicos sugieren pruebas regulares de detección para prevenir el cáncer de colon.

Los divertículos de colon son bolsas pequeñas y abultadas que se pueden crear en el revestimiento del sistema digestivo. Generalmente, se ubican en la parte inferior del intestino grueso. Los divertículos de colon son comunes, especialmente luego de los 40 años, y no suelen causar problemas. Sin embargo, en algunos casos se infectan o inflaman.

 

¿Qué tratamientos y procedimientos existen en la proctología?

5 de los tratamientos y procedimientos más habituales que realiza la proctología son:

  • Colostomía
  • Colectomía
  • Hemorroidectomía
  • Anoscopia
  • Sigmoidoscopia

La colostomía es una intervención quirúrgica en la que se saca para afuera un extremo del intestino grueso a través de una abertura, llamada estoma, hecha en la pared abdominal. Las deposiciones que se movilizan a través del intestino atraviesan el estoma hasta una bolsa adherida al abdomen.

La colectomía es una intervención que se realiza para extirpar parte o todo el colon. Cuando se extirpa solo una parte, la operación se llama colectomía parcial. En una colectomía abierta, se hace un corte largo en la pared del abdomen y los doctores pueden observar el colon directamente. En una colectomía laparoscópica, se hacen varios cortes pequeños y se introduce un tubo delgado con luz y una cámara de video adherida, para guiar la operación. En las otras aberturas se insertan los instrumentos de cirugía para realizar la operación.  

La hemorroidectomía es un procedimiento para extirpar las hemorroides. Generalmente, el paciente puede irse a su casa el mismo día. El tipo de intervención que realicen, dependerá de los síntomas; y del tamaño y localización de la hemorroide. Antes de la cirugía, su doctor colocará anestesia en la zona de forma que usted pueda quedarse despierto, pero no sienta nada. 

La anoscopia se realiza con un anoscopio para la visualización de la parte baja del recto, el conducto anal e interior del ano, con el objetivo de tomar muestras, diagnosticar patologías locales o tratar dolencias como las hemorroides. Para poder proceder con la anoscopia deberá haber realizado deposiciones horas antes de someterse a ella, con ayuda de un laxante de ser necesario, y vaciar su vejiga cuando esté en el consultorio. 

La sigmoidoscopia se realiza para ver el recto y el interior del colon sigmoide. El colon sigmoide es el área del intestino grueso con más cercanía al recto. Para proceder con el examen usted debe acostarse sobre su lado izquierdo con las rodillas flexionadas hacia el tórax. Luego, el doctor introduce con cuidado un dedo lubricado y enguantado dentro del recto, para ver si hay alguna obstrucción o para dilatar con suavidad el ano. A continuación, se introduce el sigmoidoscopio, que es un tubo flexible con una cámara en su extremo. Generalmente, se ven las imágenes en un monitor de video. El doctor puede extraer muestras de tejido con una lámina de metal delgada para biopsia o una diminuta herramienta introducida a través del sigmoidoscopio.